DIETRICH AFIRMÓ QUE “LA OBRA PÚBLICA ARRANCÓ” Y PRONOSTICÓ RÉCORD DE VENTA...

DIETRICH AFIRMÓ QUE “LA OBRA PÚBLICA ARRANCÓ” Y PRONOSTICÓ RÉCORD DE VENTA DE ASFALTO VIAL PARA 2017

Compartir

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó hoy que “la obra pública arrancó” y adelantó que “ya se estima el récord histórico para 2017 de venta de asfalto vial, mientras que noviembre último fue el mejor mes de los últimos 5 años en ese rubro, el segundo de los últimos 10 años y tercero de los últimos 18 años”.
“La obra pública arrancó y el empleo en la obra pública se viene recuperando mes a mes, ya que estaba totalmente detenida desde agosto”, mencionó Dietrich, quien precisó que las 49.000 toneladas de asfalto vial vendidas en noviembre representan también “los tres mejores meses de los últimos 18 años” en ese rubro.
Dietrich agregó en diálogo con radio Continental que las obras públicas que tomó la nueva administración estaban paradas, no habían licitaciones en proceso y un nivel de corrupción “escandaloso”, que llevó tener que dar de baja muchas obras y revisar otras.
“Hoy tenemos en construcción 1.000 kilómetros de autopista en todo el país, 7 metrobuses en distintos lugares del país y el conurbano y 10 aeropuertos”, enumeró.
En tanto, en otro reportaje brindado a radio Con Vos, el funcionario aseveró que “el gobierno anterior recibió u$s 630.000 millones extra y esa plata no está en infraestructura: las rutas son una catástrofe, no hay trenes, no se hicieron obras de acceso a los puertos, los teléfonos no funcionan, no hay energía y las escuelas hospitales no mejoraron”.
“Toda esa plata se la fumaron y nos dejaron un déficit fiscal tremendo y, sumado a lo que se ve, en Vialidad teníamos $ 14.000 millones de deuda a los contratistas y en la empresa ferroviaria, 1.500 millones”, precisó.
Al respecto, Dietrich mencionó el caso de Aerolíneas Argentinas, con deudas no registradas por u$s 200 millones “que nos enteramos el día que llegamos que se habían comprometido a pagar el arreglo de una turbina y no lo habían pagado hacía un año, con 25 intimaciones para saldarlo”.
“Tomamos medidas antipáticas y necesarias que había que tomar”, consideró el ministro, quien enumeró que el Gobierno asumió sin reservas en el Banco Central, “altísima” inflación, déficit fiscal “tremendo” y “distorsiones brutales en las tarifas que hacían que el colectivo en Recoleta valiera $ 3 y en Córdoba, $ 10”.
El responsable de Transporte destacó que a esas “distorsiones, que se fueron acumulando, tenés que ordenarlas todas de golpe”, ya que el gobierno anterior no aumentaba el boleto de colectivo mientras aumentaba todo lo demás y definió que “eso es populismo: es dejar una bomba de tiempo al siguiente gobierno”.
Por otra parte, Dietrich apuntó que desde su gestión al frente del Ministerio hay un millón más de personas en la tarifa social de transporte y reseñó que se le quitó subsidios a las empresas del área por un valor de $ 5.000 millones y el retorno por el capital, que era de 14%, se bajó al 6%.