Katy Perry se adentra en un pop más comprometido

Katy Perry se adentra en un pop más comprometido

Compartir

Teniendo en cuenta que su estilo musical ha sido calificado en más de una ocasión como ‘pop chicle’ y considerado demasiado infantiloide para que pueda optar a los premios más significativos de la industria discográfica, la cantante Katy Perry parece estar más que dispuesta a dar un giro de 180 grados a su perfil artístisco con el reciente lanzamiento de su nuevo sencillo ‘Chained to the Rythm’, en el que la intérprete se posiciona sin ambages sobre destacados asuntos de la actualidad política y social.

“Vamos a llamar a esta era la del pop con un propósito, en la que nos cuestionemos todo lo que nos rodea. La evolución se siente en cada tema”, escribió en su perfil de Twitter para reflexionar sobre el cambio de dinámica que presentará su próximo trabajo discográfico, cuyo primer sencillo interpretará este mismo domingo en la ceremonia de los Grammy.

Uno de los temas que aborda la estrella de la música en su más reciente canción es la dependencia excesiva que la sociedad contemporánea hace de las nuevas tecnologías y, de forma más concreta, de las redes sociales que limitan y simplifican el ámbito de las relaciones interpersonales.

“¿Estamos locos / Viviendo nuestras vidas a través de una lente / Atrapados entre nuestras vallas blancas / Como meros elementos decorativos / Viviendo en una burbuja / Tan cómoda que nos impide ver los problemas”, reza una de las estrofas de la citada canción.

La intérprete estadounidense también vuelca en su última creación su frustración ante la victoria de Donald Trump en las recientes elecciones presidenciales en Estados Unidos, alertando además sobre la deriva autoritaria que podría tomar el gobierno federal tras la llegada del controvertido empresario al Despacho Oval.

“Es mi deseo romper los muros para volver a conectarnos [en referencia a la propuesta del mandatario de reforzar las fronteras con México] / Mentirosos que viven en lo más alto / La cuenta atrás comienza para el gran imperio /La verdad que nos dan es débil / Como muchas veces antes /Y estamos a punto de empezar los disturbios / Han despertado, han despertado a los leones”, canta Katy en otro segmento de la canción, dando así continuidad a su implicación activa en la fallida campaña de Hillary Clinton.

A pesar de que en el citado sencillo queda bien clara su postura ante algunos de los ámbitos más relevantes de la vida pública actual, es de justicia recordar que, a pesar de la ingenuidad y el colorido que por lo general proyectaban sus anteriores canciones, Katy se expresaba en temas anteriores como ‘Roar’ o ‘I Kissed a Girl’ sobre ideas igualmente interesantes como la necesidad de recomponerse ante las adversidades o la normalización de otras formas de vivir la sexualidad, respectivamente: alegatos quizá más sutiles pero que han servido para elevar la autoestima de sus más fieles seguidores.