Olavarría se prepara para el histórico show del “Indio” Solari

Olavarría se prepara para el histórico show del “Indio” Solari

Compartir

El excantante de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Carlos “Indio” Solari, se presentará este sábado en Olavarría junto a su banda Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

El show tendrá un gusto a revancha, tanto para el músico como para sus seguidores, justo cuando se cumplen casi dos décadas de los dos shows censurados por el jefe comunal de entonces, Helios Eseverri.

Más de 150 mil personas de todo el país colmarán el Predio Rural La Colmena y a sólo 24 horas del show cada vez son menos los lugares vacantes para poder acampar.

Solari llegó este jueves a Olavarría y una cantidad importante de fanáticos también coincidió con su arribo, pero la mayor cantidad de gente lo hará el mismo día del recital.

Las puertas del lugar se abrirán al público entre las 15:00 y las 16:00, en un predio que tiene 600 metros de largo por 300 de ancho y está delimitado por la avenida Pringles, Avellaneda, Rivadavia y el Terraplén, donde se colocaron doce torres de sonido -cinco más que en el recital anterior, en Tandil-, con pantallas de LED y luces.

El gran desafío de seguridad que se presenta apunta a disuadir a aquellos que llegan sin entrada y pretenden acceder gratuitamente al predio, como se viene reiterando en los multitudinarios shows del Indio.

A sabiendas que, ante la presión de centenares de personas sin entrada, los controles les permiten acceder para evitar disturbios, en los shows cada vez sumaban más quienes optaban por esa modalidad, por lo que el diagrama de seguridad pretende filtrarlos los más lejos posible de las puertas.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, informó que ya desde el jueves a la mañana 900 policías bonaerenses patrullan el predio por fuera.

Los alrededores de La Colmena serán vigilados a través de cámaras de seguridad, como así también el interior y en los 10 accesos por donde ingresará la gente, a unos 500 metros del escenario.

Además, la productora contrató a 1.300 personas de seguridad privada, 100 trabajadores de la salud (médicos, paramédicos y enfermeros) divididos en 10 puestos sanitarios y 18 ambulancias, para no saturar las instalaciones del hospital municipal donde ya duplicaron el personal para el fin de semana.