Theresa May supera la prueba de fuego del Parlamento con el apoyo...

Theresa May supera la prueba de fuego del Parlamento con el apoyo de los unionistas

Compartir

La primera ministra Theresa May ha superado su primera prueba de fuego en el Parlamento tras el pacto suscrito con el Partido Unionista Democrático (DUP). Por 323 votos a favor y 309 en contra, la Cámara de los Comunes ha dado el visto bueno al Discurso de la Reina, su programa de Gobierno para los dos próximos años, que contiene ocho leyes sobre el Brexit.

Los dos días de debate parlamentario han servido sin embargo para evidenciar las resistencias que la propia May sigue teniendo dentro del Partido Conservador hacia el pacto con los unionistas. “No puedo ocultar mi ira hacia el acuerdo que mi partido ha alcanzado con el DUP”, aseguró la diputada ‘tory’ Heidi Allen, que reclamó “honestidad, transparencia y respeto” a su jefa de filas.

Pese a las tensiones internas, May ha logrado también indirectamente un apoyo implícito al Brexit “duro” y ha dejado en evidencia las divisiones que siguen existiendo dentro del Partido Laborista por la ambigüedad calculada de su líder, Jeremy Corbyn, hacia la salida de la Unión Europea.

El laborista Chuka Umunna rompió filas y presentó una enmienda propia a favor de la permanencia en el Mercado Único, que fue derrotada por una mayoría de 322 votos a 101. Un total de 49 laboristas se unieron a la “rebelión” contra su líder e hicieron causa común por un Brexit “más sensato y más en consonancia con el resultado del referéndum” que proponía Umunna.

Poco antes fue la propia May quien conjuró un amago de rebeldía en su propio partido con una concesión no prevista inicialmente en el guión de su pacto por los unionistas: el derecho al aborto gratuito en Inglaterra para la mujeres norirlandesas. En Irlanda del Norte la ley es mucho más restrictiva y solo permite la interrupción del embarazo en caso de malformación del feto o riesgo para la salud física o psíquica de la madre. Hasta la fecha, las mujeres norirlandesas que acudían a abortar a Inglaterra tenían que pagar por el procedimiento.

El Partido Unionista Democrático es contrario al aborto y a los matrimonios gays, pero ha anunciado que no piensa interferir en las políticas sociales a escala nacional. El acuerdo suscrito esta misma semana con el Partido Conservador garantizaba el apoyo puntual al Gobierno en la votación del Discurso de la Reina y de los presupuestos, a cambio de un aumento estimado de 1.150 millones de euros de la financiación pública de Irlanda del Norte, principalmente para hospitales, escuelas y carreteras.